domingo, 5 de abril de 2009

chu cu chu
















Ojos tangenciales viajan en el tren.
Su hermosura mira sin permisos
ni señales de consenso.
Están para ver, para leer y percibir.
Y de pronto ya no leen.
Se sienten descubiertos y miran otros mundos.
Viajar en tren es siempre una aventura.

1 comentario:

Κλεοπάτρα dijo...

Soy Cecilia o Cleopatra cuando mi alma se estrella con el fatalismo.

Me gusta mucho tu blog, tu manera de escribir, tus audacias, tus anhelos.

Hubo un encuentro fallido, o varios. Pero esta vez, te linkeo para seguirte de cerca.

Un beso enorme