viernes, 31 de julio de 2009

pequeño resumen de enero


Me pasaron las vacaciones para abril.

Me quisieron asaltar.

Operaron a mi vieja.

Mi hermana se pasó 3 días con 38/9 de fiebre.

Me pasé tres días sin comer por un dolor de muelas.

Mi sobrina se quebró un pie.

Un perro entró a casa y asesinó a Carola, la perra pequinesa de mi hermana, arrancándole una pata.

Se rompió el cilindro de la perforación del bombeador y arreglarlo “provisoriamente” nos costó $300.

Hay que hacer una nueva perforación que va a costar diez veces más.

El súper modem CLARO que me compré cansado de que se me corte internet me deja sin internet mucho más seguido que mi vieja conexión….

Hoy, como no tenía efectivo, me llevé empanadas para almorzar en el trabajo, las guardé en la heladera y cuando fui a buscarlas (recontracagado de hambre) a las 13 ya no estaban más.

Acaba de llegar mi hermana menor que supuestamente iba a cuidar a mis sobrinas dos horas más, me dice que mi cuñado perdió la billetera con todos los documentos, incluido el registro de conductor y bastante dinero.

Como era de esperarse hoy no me pude conectar a internet desde mi casa.

Como era de esperarse desde Tortuguitas no se puede llamar al 0800 de CLARO para hacer el reclamo.

La buena es que después de pasar todo el fin de semana sin plata porque los cajeros estaban inhabilitados hoy me encontré diez centavos en el cajero.

La mala: recién es 26 de enero.

DIA 27

Bueno faltaba el 27… el colectivo me sacó a pasear y llegue tarde al trabajo, pero no me importó. No pasó el pibe que vende las facturas, pero no me importó. El sanguchero se olvidó de que me debía un peso, pero no me importó. Lo que sí me importó (un poco) fue cuando tiré un pallet con pintura, desde una altura de 7 metritos de mierda, y por un valor de un sueldo mío; manchando un montón de latas de pintura que ya no sirven para la venta (cuestan cinco de mis sueldos). Me molestó más tener que soportar al querido gerente y haberle dado pie para que me cague a pedos.

A la tarde fui a devolver el modem CLARO, es una bosta, y dije “la pucha” cuando me dijeron que me van a devolver la plata en tres semanas (mientras 10 ventanillas cobran una sola es la que paga dijo León).

Decidí salir a pasear y me fue bastante bien. Me compré 4 libros, dos para mí, uno para mi primo y otro para mi sobrina. Mejoró mi estado anímico; me vinieron ganas de ver mis mails. Atendiéndolas me metí en un cyber para de paso escribir alguna boludez de las que siempre escribo en mi space. Aproveché para charlar con mi amiga Marcela de Santa Fe, fue un diálogo muy divertido en el que le relataba mis últimas novedades. No duró más de 5 minutos… cronometrando medí una hora cuarenta y cinco minutos y no pude leer un puto mail ni hacer una cochina actualización en mi espacio. En el medio hubieron tres cambios de pc (había tomado la precaución de guardar en Word lo que quería publicar y enviar). En la máquina que colmó el vaso pude llegar a la página de “agregar entrada” pero cuando intenté abrir el documento de texto… SORPRESA! FALTABAN LAS PALABRAS.