viernes, 5 de febrero de 2010

fantasmagória lineal


Llueve.

Tengo las zapatillas mojadas.

Y por si fuera poco hay un fantasma que viene a comerse mis dibujos.

He intentado defenderme dibujando cosas feas, y hasta tirándole con lápices.

Una vez me mordió un dedo y mi tinta se hizo roja una semana entera. No ha quedado cicatriz, pero me duele un poco al pintar nubes de tormenta.

1 comentario:

...iR... dijo...

me gusta mucho como escribes eso que en ocasiones pasa por tu cabeza, me agrada, me agrada....suerte!!! y no olvides tu blog para seguirte leyendo =D....espero no te moleste que te siga el blog